Según afirmó el ministro de Interior, Redouane Lakdim era un "delincuente común" de 26 años que se radicalizó.


Un hombre se atrincheró esta mañana en un supermercado en el sur de Francia y, antes de ser abatido por la policía, mató a tres personas e hirió a otras 10 en una toma de rehenes en nombre del Estado Islámico.

“El sospechoso primero robó un automóvil en Carcasona, matando a un pasajero e hiriendo al conductor, antes de disparar al hombro de un policía cerca del cuartel situado cerca de allí. Después, mató a dos personas durante una toma de rehenes en el supermercado de Trebes”, precisaron fuentes de la investigación.

El grupo yihadista reivindicó el ataque, afirmando que “el hombre que llevó a acabo el ataque de Trèbes en el sur de Francia es un soldado del Estado Islámico, que actuó en respuesta al llamamiento” de la organización.

El atacante, identificado como Redouane Lakdim, era un inmigrante marroquí de 26 años. Según afirmó el ministro del Interior francés, Gérard Collomb, Lakdim era conocido por la Policía por actos de delincuencia común, sin que hubiera indicios de radicalización. “Era un pequeño traficante que pasó bruscamente a la acción”, afirmó el funcionario, quien destacó que el yihadista “actuó solo”.

Mientras tanto, el presidente Emmanuel Macron sostuvo que “todo indica que se trata de un ataque terrorista”. “Estaré en unas horas en París para seguir y coordinar todas las medidas”, dijo desde Bruselas.

Testigos dijeron que Lakdim estaba armado con cuchillos, un arma de fuego y granadas, y que gritó “soy un soldado de Dáesh”, uno de los nombres con los que se conoce al EI, y “Allahu Akbar”, o “Alá es el más grande”, informó Le Parisien.

Localización de Trebes, en la región francesa de Aude (sur), donde se produjo una toma de rehenes en un supermercado y un policía resultó herido de bala – AFP / AFP




Comentarios