Desde hacía cinco horas se estaba tratando el veto parcial al presupuesto de 2017.


Una sesión subida de tono en el Concejo Deliberante de la ciudad de Tucumán por el veto parcial de la Intendencia a la Ordenanza de Presupuesto terminó en escándalo: dos concejales se tomaron a piñas.

El legislador Dante Loza inició la pelea cuando cruzó con un golpe a Rodolfo “Johnny” Ávila. Según publicó el diario La Gaceta de Tucumán, pidió disculpas.

Hasta el momento de la confrontación, el tratamiento en el recinto llevaba cinco horas, en las que se había aprobado una resolución de repudio al veto del presupuesto.

El conflicto viene desde el año pasado, luego de que el intendente de Tucumán, Germán Alfaro, redujera los fondos del Conejo en una reformulación del presupuesto que había aprobado ese cuerpo en noviembre de 2017.




Comentarios