La diputada solicitó que se examine si hay intereses económicos involucrados. 


La diputada Elisa Carrió pidió al Consejo de la Magistratura que “investigue si hubo intereses económicos involucrados” en el voto de los jueces Eduardo Farah y Jorge Ballestero que cambió la calificación en la causa por la que se investiga al empresario Cristóbal López y a su socio Fabián De Souza.

El fallo de la Sala I de la Cámara Federal porteña cambió la caratula en el expediente contra López y De Souza, por la falta de pago de 8000 millones de pesos en impuestos de su petrolera Oil. La calificación de fraude al Estado fue cambiada por la de evasión impositiva, según un fallo que permitió a López y De Souza recuperar la libertad.

En su nota al Consejo, Carrió solicitó también que se investigue si familiares de ex directivos del Casino de Puerto Madero, propiedad de López, tienen o tuvieron algún vínculo laboral con el juez Farah, una de los firmantes del fallo que benefició a los acusados.

Tamibién recordó sus cuestionamientos al juez Ballestero por su intervención en la causa conocida como la “Mafia del oro”, en la década de los 90, y por la compra de un dúplex en la avenida Figueroa Alcorta de esta ciudad, “mediante un crédito simulado”, según aseguró.




Comentarios