Se trata de Nicolás Glushkov. En Reino Unido abrirán una investigación penal para determinar la causa y los motivos de la muerte.


El Reino Unido abrió una investigación penal por la muerte del exiliado ruso Nikolái Glushkov, amigo de Boris Berezovski, informó la policía británica.

Glushkov, de 68 años y asilado político en este país, fue hallado muerto el pasado lunes por la noche con signos de estrangulamiento.

Scotland Yard aseguró que no existen pruebas que relacionen la muerte de Glushkov con los sucesos ocurridos el pasado 4 de marzo en Salisbury (sur de Inglaterra), donde fueron envenenados el exespía ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia, que están en estado crítico.

“En este momento no existe ninguna prueba que relacione su muerte con los presuntos asesinatos en Salisbury ni de que fuera envenenado”, informó la policía en un comunicado.

Glushkov era cercano al oligarca Borís Berezovski, un enemigo del Kremlin que fue hallado ahorcado en 2013 en el Reino Unido.

En Moscú, la vocero del Comité de Instrucción ruso, Svetlana Petrenko, anunció hoy que Rusia abrió causas penales por el intento de asesinato contra Yulia Skripal y por el “asesinato” de Glushkov.




Comentarios