En ese momento estaba presente el Ministro del Interior Rogelio Frigerio. No se registraron heridos. "Tengo mucha bronca por lo que pasó", dijo Barrientos.


En plena inauguración, se desplomó el deck de madera del piso del nuevo restaurante de Margarita Barrientos, La Tomasa de la Quinta.

El local ubicado en el barrio bonaerense de Villa Soldati, instalado en uno de los vagones de tren antiguos en los que funcionaba la línea A de subte, estaba a punto de ser inaugurado este lunes pero la construcción cedió en el momento en el que el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, entraba al lugar para cortar la cinta inaugural.

Según informó La Nación+, al funcionario le cayó una maceta en la cabeza. Sin embargo por fortuna no se registraron heridos.

“Tengo mucha bronca por lo que pasó, estoy bien, sólo recibí un fuerte golpe de la rodilla y una cortadura en el pie. Estoy con mucha bronca porque nosotros contratamos a una empresa que hizo un mal trabajo”, dijo Barrientos a periodistas.

Fuentes de la cartera de Interior consultada por Télam aseguraron que el derrumbe se produjo “porque la estructura de madera no estaba preparada para recibir tanta gente”. La inauguración igual se realizó pero a un costado del vagón.

Barrientos además que el accidente “podría haber sido peor” ya que “las maderas tenían muchos clavos y la gente se pudo haber cortado, pudo haber mucho más gente lastimada. Nosotros caminamos por este deck a la mañana y no notamos nada pero evidentemente la estructura de arriba estaba bien pero las maderas de abajo no”.

La Ciudad donó un vagón de subte en desuso para ser utilizado por la Fundación, que contrató cocineros para preparar comidas a turistas y enseñar a los chicos y jóvenes del barrio Los Piletones a cocinar.

Se tata de uno de los vagones que integraban las formaciones de la línea A hasta que ingresaron coches nuevos.





Comentarios