El ministro de Energía aclaró que los beneficiados con la tarifa social no sufrirán los aumentos.


El Gobierno definirá en las próximas semanas un esquema para aumentar dos veces al año el precio de la luz para reducir gradualmente los subsidios que destina el Estado a sostener el funcionamiento del sector y mantener las tarifas bajas, según confirmó este martes el ministro de Energía, Juan José Aranguren, en diálogo con La Nación.

Los beneficiados con la tarifa social -un total de 3,75 millones de usuarios- no sufrirán los aumentos, aclaró el funcionario.

“Por ley, en el caso de las tarifas eléctricas el precio estacional de la energía [mayorista] se establece dos veces al año, en febrero y en agosto. Por lo tanto, la información al público de cuándo [con respecto a cuál va a ser el precio de generación de la electricidad] se va a conocer a mediados de enero, cuando evaluemos [los resultados de] las audiencias públicas para el transporte, la distribución y [la forma en que] podemos trasladar de forma gradual en tres años el incremento del costo de generación, para que salvo los que tienen tarifa social los subsidios se reduzcan de manera gradual”, dijo Aranguren.




Comentarios