El brasileño recordó las finales que jugó con el Milan contra el Xeneize.


Este domingo, Kaká sorprendió a todos al anunciar su retiro del fútbol. Aprovechando la ocasión para hacer un repaso de su carrera, el mítico volante brasileño recordó las finales del mundo que disputó con el Milan contra Boca.

El ex futbolista hizo referencia a la Intercontinental 2003, que ganó el Xeneize, y a la final del Mundial de Clubes 2007, que quedó en manos del Rossonero. En diálogo con ESPN, llenó de elogios a la hinchada del equipo argentino

“Nos sorprendió mucho. Es una afición que canta todo el partido, con los sombreros de Boca. Ha sido un show espectacular. De las dos, teníamos una grande del Milan también. Muchos italianos y de todo el mundo”, expresó.

Al mismo tiempo, analizó el primer choque entre ambos, el cual terminó con victoria del elenco de Bianchi por penales: “Sabíamos del nivel de Boca, había ganado la Libertadores pero en un único partido y un país distinto, te puede pasar de todo. Fuimos a los penales y nos ganó. Tenía un equipo muy bueno. Ha sido una gran final. Nunca pensamos que el partido estaba ganado porque sabíamos del equipo que enfrentábamos, cómo es jugar con un equipo argentino, que nunca piensa que el partido está terminado. Ha sido un partido importante para mí. Aprendí muchísimas cosas”.

Más tarde, comentó la segunda final, en la cual se consagró campeón el Milan. “Volví a jugar y le pude ganar a Boca. Los goles, las asistencias. Todo eso me ayudó a ganar un premio importante en lo individual, a ser el mejor jugador del mundo. Fue uno de los mejores partidos de mi carrera. Era una final que tenía muchas ganas de ganar. Me sentí a gusto, bien de jugarlo. Hemos tenido un grandísimo éxito”, concluyó.




Comentarios