El objetivo de la cervecería World Top es disminuir el derroche de alimentos sustituyendo malta con los bordes del pan lactal . ¿El resultado? La Toast ale.


Enormes cantidades de pedazos de pan son arrojados en barriles de acero inoxidable de la cervecería Wold Top, situada cerca de Driffield, en el condado de Yorkshire al norte de Inglaterra. Se trata de pan fresco que viene de una fábrica que corta los bordes del pan lactal que generalmente son descartados por los consumidores. 

“Sustituimos una parte de la malta por pan”, explicó Alex Balchin, que dirige esta cervecería que, desde 2016, utiliza este método por encargo de Feedback, una asociación que lucha contra el derroche de alimentos.

Esta cerveza bautizada “Toast ale” nació gracias a Tristram Stuart, el fundador de Feedback. Se inspiró en los cerveceros belgas de “Brussels beer project”, que lanzaron la cerveza Babylone.

“Me explicaron que los antiguos babilonios inventaron la cerveza para usar panes y granos que de otro modo se habrían perdido. Era el objetivo inicial de la cerveza” hace miles de años, explicó este británico de 40 años.

Cada día “se tiran cantidades industriales de pan en todo el mundo, y las asociaciones de ayuda alimentaria no pueden repartir todo el pan que les ofrecen. Al mismo tiempo, hay esta fiebre en todo el mundo por las cervecerías artesanales”, constató Stuart.

“Quise crear una empresa que asociase a suministradores y cerveceros locales, así como a organizaciones caritativas locales, para hacer la ‘Toast ale’, una empresa internacional que transforme pan perfectamente bueno en una cerveza todavía mejor”, añadió.

En el Reino Unido se han usado ya 9,75 toneladas de pan para producir más de 300.000 botellas de cerveza.

La receta para transformar fue publicada en internet para que todos puedan iniciarse en la elaboración de cerveza con pan y contribuir a su manera a reducir el problema. “La han descargado ya 16.000 veces, mucha gente la usa”, dijo entusiasmado Tristram Stuart.




Comentarios