Piden que forenses de la Corte hagan la autopsia y que intervenga un gendarme imputado



El cuerpo hallado en el río Chubut será trasladado en un avión de Prefectura a Buenos Aires. 

El cuerpo hallado ayer en el Río Chubut, a 300 metros del lugar en el que fue visto por última vez el 1 de agosto Santiago Maldonado, será trasladado a la morgue judicial del Cuerpo Médico Forense, ubicada en la calle Junín 760 de la ciudad de Buenos Aires, para realizarle la autopsia con la participación de peritos de la Corte Suprema.

Minutos antes, la abogada de la familia Maldonado, Verónica Heredia, había anunciado a la prensa que iba a realizar este pedido debido a que consideraba que la morgue de Esquel “no tenía el equipamiento necesario” para garantizar el trabajo de identificación del cadáver.

La fiscal y el pedido

En un comunicado, la Fiscalía Federal de Esquel informó que pidió que la autopsia del cadáver que este miércoles fue encontrado en el río Chubut lo realice “el Cuerpo Médico Forense dependiente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación“, y que de “la medida participen todas las partes que integran la causa –las cinco querellas y el único imputado de la fuerza sospechada que se presentó en el expediente-“.

En la misiva publicada en el sitio Fiscales.gob.ar, se aclaró que si la autopsia si se realiza “con la intervención de todos los legitimados en el expediente quedaría abierta la posibilidad a que se deba reordenarla, con el desgaste, incertidumbre y el sufrimiento que implicaría a los familiares de la víctima, sin soslayar las posibles impugnaciones o cuestionamientos que un peritaje de tal envergadura podría acarrear”.

A raíz de esto, según publicó La Nación, el imputado es el subalferez Emmanuel Echazú y participará en el procedimiento. 

El comunicado completo

La Fiscalía Federal de Esquel informa que hoy solicitó que realice la autopsia del cuerpo hallado ayer, en horas del mediodía, en el Río Chubut. Además, requirió que en la medida participen todas las partes que integran la causa -las cinco querellas y el único imputado de la fuerza sospechada que se presentó en el expediente-.

Esta dependencia del Ministerio Público destaca que de no realizarse con la intervención de todos los legitimados en el expediente quedaría abierta la posibilidad a que se deba reordenarla, con el desgaste, incertidumbre y el sufrimiento que implicaría a los familiares de la víctima, sin soslayar las posibles impugnaciones o cuestionamientos que un peritaje de tal envergadura podría acarrear.

Por ello, se remitió la causa al Juzgado Federal a los fines de que, de entenderlo el magistrado, ordene el traslado al Cuerpo Médico Forense dependiente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación a los fines de que se lleve adelante la operación.

El MPF propuso la participación en todo el proceso del Equipo Argentino de Antropología Forense a los fines de resguardar la cadena de custodia y reasegurar las medidas, en el marco del convenio firmado entre la organización y la Procuración General de la Nación el 27 de abril de 2015.

Respecto de los puntos de pericia, se requirió que se cumplan con los previstos en el “Protocolo Modelo para la Investigación legal de Ejecuciones Extralegales, Arbitrarias y Sumarias” de la ONU (Protocolo de Minnesota).

Como se informó oportunamente, el rastrillaje realizado ayer fue impulsado por esta Fiscalía Federal y la Procuraduría de Violencia Institucional, con la asistencia técnica del Equipo de Antropología Forense que colabora desde los inicios en el expediente.

Esta Fiscalía Federal destaca la importante colaboración prestada por la Procuraduría de Violencia Institucional en el desarrollo de la investigación, así como de la Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelicuencia, la Dirección General de Orientación a la Víctima y la Dirección General de Cooperación Regional e Internacional, de la Procuración General de la Nación.