El futbolista reconoció que no fue buena la actitud que tomó tras la final del Mundial de Clubes en 2015.


En 2015, cuando Javier Mascherano jugaba en Barcelona que derrotó 3-0 a River en el Mundial de Clubes de Japón, el futbolista no saludó a los hinchas millonarios. Ahora, el ‘Jefecito’ admitió que no fue una buena actitud la que tuvo entonces.

“Hubo una situación en 2015 que yo me equivoqué en no saludar a la gente. Uno no puede volver el tiempo atrás”, reconoció el jugador de Estudiantes de La Plata en una charla con TNT Sports.

“A River tuve la oportunidad de volver dos veces. Cuando era titular en Barcelona y creí que no era el momento. En su momento, cuando me vino a buscar a través de Enzo, sentía que podía seguir en un nivel alto en Europa. Los momentos de River no son los míos y los míos no son los de River“, explicó ‘Masche’.

Javier Mascherano contra River en 2015. (Foto: Eugene Hoshiko/AP)

“Después, cuando después de irme a China y tuve que decidir dónde jugar, estaba entre Estados Unidos y Argentina. Vine acá. Yo estoy agradecido de por vida a River. Me dio la posibilidad de dar mis primeros pasos. River no me debe nada. En todo caso, yo estoy en deuda. Nada más”, agregó.

Y para cerrar, aclaró: “Sigo a River, me encanta que le vaya bien. Disfruté de los años de (Marcelo) Gallardo a la cabeza. Lo conozco. Nos une una relación a pesar de no tener tanto contacto. No me olvido de la gente que me ayudó o dio una mano a lo largo de mi carrera”.

MILÁN (ITALIA), 19/02/2013.- El delantero argentino del FC Barcelona, Lionel Messi (izda), y el defensa Javier Mascherano, durante el entrenamiento del equipo en el estadio Giuseppe Meazza de Milán, Italia, el 19 de febrero del 2013, en la víspera de su enfrentamiento al AC Milan en partido de ida de octavos de final de la Liga de Campeones. EFE/Daniel Dal Zennaro milan italia Lionel Messi futbol entrenamiento barcelona futbol europeo futbolistas FC Barcelona entrenamientos

Además, Mascherano se refirió a Lionel Messi y al difícil presente que vive el club catalán. “Conociendo el club, siempre que atraviesa una crisis, el club termina estando en ebullición. Demanda resultados y mantener un estilo y modelo. Eso es lo que hoy en día, el seguidor de Barcelona reclama. Volver a sentar las bases de lo que fue años atrás teniendo en cuenta el modelo de juego”, explicó.

“Ojalá pueda volver a sentar las bases y volver a ese estilo que tan buenos resultados le dio y lo hizo diferente“, dijo confiado en que la llegada de Ronald Koeman como entrenador pueda generar cambios positivos en el equipo del que formó parte casi siete años.




Comentarios