El crack rosarino anotó de penal con una exquisita definición. El empate solo favorece al Real Madrid, que quedó puntero.


Lionel Messi alcanzó este martes los 700 goles en su carrera, al anotar de tiro penal el segundo tanto de Barcelona en el empate con Atlético de Madrid (2-2) por la 33ra. fecha de La Liga de España.

El rosarino, de 33 años, llegó a las 630 conquistas con Barcelona, que se suman a las 70 alcanzadas con el seleccionado argentino, del que también es su máximo anotador histórico.

Messi se convirtió en el sexto futbolista de todos los tiempos en lograr esa marca goleadora para la que necesitó 862 partidos desde su debut en Primera División, ocurrido en octubre de 2004 durante un clásico catalán con Espanyol.

Antes lo habían conseguido el austro-checo Josef Bican (805 tantos en 530 partidos); los brasileños Romario (772/994) y Pelé (767/831); el húngaro Ferenk Puskas (746/754), el alemán Gerd Müller (735/793) y el portugués Cristiano Ronaldo (728/1005).

Un empate que solo favorece al Real Madrid

El conjunto dirigido por Quique Setién abrió el marcador a los 11 minutos de juego con un gol en contra de Diego Costa.

La noche siguió torcida para Costa, que tres minutos después falló un penal. Sin embargo, el VAR hizo que se ejecute de nuevo (por adelantamiento de Marc-André Ter Stegen) y Saúl lo cambió por gol.

Tras el gol 700 de Messi, el árbitro Hernández Hernández volvió a señalar los once metros. Semedo, en esta ocasión, cambió su papel para derribar a Carrasco, y Saúl convirtió de nuevo para poner el 2-2.

El empate no le sirve a ninguno de los dos. Barcelona puede haber dicho casi adiós al campeonato, algo que se hará más evidente si el Real Madrid vence al Getafe este jueves en el Alfredo Di Stéfano.




Comentarios