"Hay un grupo de riesgo al que hay que analizar", sugirió Marcela Losardo sobre el debate de las excarcelaciones por coronavirus.


La ministra de Justicia de la Nación, Marcela Losardo, aseguró este jueves que “nadie está de acuerdo en sacar violadores o asesinos seriales”, en medio de la creciente polémica que se generó por las excarcelaciones masivas por el coronavirus.

No es cuestión de despegarse o no despegarse, es cuestión de que se entienda el tema”, dijo la funcionaria nacional, en línea con las declaraciones que el miércoles realizó el presidente Alberto Fernández, quien denunció una “campaña mediática” que busca “acusar al Gobierno de querer facilitar la libertad”.

Seguido, en declaraciones a radio Mitre, Losardo remarcó que “nadie está de acuerdo en sacar violadores o asesinos seriales” y que, por el contrario, en el Gobierno están “de acuerdo en que hay un grupo de gente de riesgo y que hay que analizar”.

Alberto Fernández y Marcela Losardo (Foto: Clarín)

“Eso es lo único que hay que hacer”, acotó la titular de la cartera judicial, y remarcó: “La posición del Gobierno la definió ayer el Presidente. No existe un plan, como se dice, de liberación generalizada, ni tampoco dirigida a un caso en particular”.

“El Presidente manifestó que no se van a disponer ni indultos, ni amnistías ni conmutación de penas por ninguna razón. En realidad el Poder Judicial es el que toma la decisión de tener detener gente, de ver si va a un centro de detención y de excarcelar gente. No es un tema del Ministerio de Justicia”, agregó.

Sin embargo, se refirió a la acordada de la Cámara Federal de Casación para “considerar cualquier medida alternativa de encierro”. “Esto tuvo que ver con el momento que se está viviendo y con consideraciones de la OMS sobre la pandemia del Covid y que también siguieron los demás países”, indicó.

Al respecto, la ministra indicó que “el Poder Judicial fue tomando medidas en situaciones determinadas y con algunos detenidos que se estimó que podían tener peligro porque estaban bajo un riesgo”.

“No es un tema del Poder Ejecutivo. El Poder Ejecutivo no puede ni detener, ni meter preso ni sacar a nadie”, insistió.

Respecto a los pronunciamientos que realizó el presidente Fernández a favor de analizar las excarcelaciones de las personas en riesgo, Losardo indicó: “Él avalaba, es profesor de Derecho Penal, sabemos lo que es la pandemia, sabemos las recomendaciones y sabemos el riesgo que se está corriendo y, de alguna manera, todos creo que entendemos que hay situaciones de gente detenida que puede, según lo que define el Poder Judicial, puede cumplir su condena en un arresto domiciliario”.

Sobre las pulseras electrónicas Losardo también salió a aclarar que “hay dispositivos” para controlar el cumplimiento de las prisiones domiciliarias y desmintió así al juez de la Cámara Federal Penal, Mariano Borinsky, quien el miércoles dijo que no existían suficientes pulseras electrónicas.

“Hay tobilleras, hay dispositivos, porque también escuché en los medios que hay dispositivos y que salen sin dispositivos. El Ministerio de Justicia ayuda a las provincias y al Poder Judicial a que cuando una persona puede estar en un arresto domiciliario se le brinda una pulsera electrónica para que sea un control y eso sí lo aporta el Ministerio de Justicia”, aseguró.

Losardo detalló que de un total de 12.579 detenidos en el sistema federal en 35 unidades, salieron con domiciliaria 320 personas por integrar el grupo de riesgo.

“Hay un volumen de cifras sueltas y derramadas de una manera. Yo he escuchado que salieron 2500 personas y que no hay tobilleras, salieron a la calle, y tampoco es así”, lamentó.

Qué dijo Alberto

En la víspera, el presidente Fernández rechazó los cuestionamientos contra el otorgamiento de las prisiones domiciliarias y recordó que organismos internacionales y de derechos humanos formularon recomendaciones para “evitar el hacinamiento en las cárceles” en el actual contexto de la pandemia de coronavirus.

“Es conocida mi oposición a ejercer la facultad del indulto. Digo esto en momentos en que una campaña mediática se desata acusando al Gobierno que presido de querer favorecer la libertad de quienes han sido condenados“, señaló el Presidente a través de una serie de mensajes publicados en su cuenta oficial de la red social Twitter.

En ese sentido, el jefe de Estado remarcó que “Argentina, como todo el mundo, enfrenta una pandemia de enormes proporciones” y “el riesgo de contagio se potencia en los lugares de mucha concentración humana por lo que las cárceles se convierten en un ámbito propicio para la expansión de la enfermedad”.

“Organizaciones internacionales como la Organización de Naciones Unidas o la Comisión Interamericana de Derechos Humanos han formulado recomendaciones para evitar que el hacinamiento en las cárceles ponga en riesgo la vida de los reclusos”, enfatizó Fernández.

Además, afirmó que “en el mundo, muchos gobiernos han dispuesto libertades tratando de minimizar ese riesgo” y sostuvo que “algunos han conmutado penas, otros han indultado condenas y otros han dejado el tema en manos de la Justicia”.

(AP Photo/Jens Meyer, File)

En Argentina la solución del problema está en manos de los tribunales. Son los jueces naturales quienes, de considerarlo necesario, disponen libertades. Las cámaras de casación han hecho muy oportunas recomendaciones para hacer frente al problema”, recalcó.

El mandatario aclaró también que formula “estas aclaraciones tan solo ante la malintencionada campaña que se ha desatado en redes y medios de comunicación induciendo a hacer creer a la ciudadanía que el Gobierno prepara una salida masiva de gente detenida en virtud de procesos penales.

“Lamento la conducta de quienes en circunstancias tan cruciales como los que vivimos, muestran su poco apreciable condición humana intranquilizando a la sociedad en momentos en que precisamente más necesita ser contenida”, puntualizó.




Comentarios