Belén Francese estuvo en Pasapalabra y por primera vez contó detalles sobre su casamiento con el empresario mendocino Fabián Lencinas: "Primero voy a hacer un civil en Buenos Aires con un cóctel, y después una fiesta a todo trapo en Mendoza, en una bodega", reveló.

La mediática, empujada por las preguntas de su amiga Noelia Marzol, quien también estaba como concursante, y del conductor del ciclo de El Trece, Iván de Pineda, se animó a mostrar su anillo de compromiso. En la parte interna, la alianza tiene grabados el nombre de su pareja y la fecha en que se conocieron, el 25 de enero de 2019.

"No puedo creer que me voy a casar, estoy muy emocionada", confesó la mediática, que contó que su novio Fabián "es mendocino, tiene 45 años y trabaja haciendo un torneo que se llama Golf por los caminos del vino". Además, se animó a hablar sobre los inicios de la relación: "Me buscó mucho tiempo porque soy una chica difícil".

"A los tres meses de conocernos me propuso casamiento y yo me asusté, dije: 'Este es medio friki'. Pero él estaba decidido, fue por todo y se quedó con todo y mucho más", agregó. Finalmente, la vedette aceptó la propuesta unos meses después, y advirtió a sus futuros invitados: "El que me quiere ver, se tiene que sacar el pasaje".

Es que, aunque el transporte hasta Mendoza no va a estar incluído, quienes asistan contarán con todas las comodidades una vez que estén allá: "Van a tener un transfer que los va a ir buscar al aeropuerto, y los va a llevar a la fiesta. Y al que beba de más, también lo va a llevar de vuelta al hotel. Porque no puede quedar ahí tirado".

Cuando le preguntaron por el vestido, Belén fue tajante: "Es un secreto de Estado", afirmó, aunque reveló que será blanco. Tampoco pudo decir mucho sobre el destino de la luna de miel, aunque en este caso fue por falta de información: "Me dijo que es un regalo sorpresa, no sé adónde me va a llevar, pero que se la juegue".