El hombre rescató al animal de una muerte segura y ahora se volvieron inseparables.


Hay quienes afirman que el perro es el mejor amigo del hombre, pero para Iván, su lobo Sieri es la mejor compañía desde hace casi tres años, cuando un grupo de granjeros encontró una manada de cachorros en Astracán, Rusia, que iban a ser sacrificados y el hombre decidió adoptar uno.

Si bien se apropió de Sieri para hacer un experimento, se encariñó tanto con el animal que ahora no puede vivir sin él y lo incorporó como parte de su rutina diaria. 

El hombre rescató al animal de una muerte segura.

Hay noches en las que duermo solo dos horas, es muy difícil convivir con un lobo“, expresó el hombre de 46 años en diálogo con Clarín. El hombre vive al sur de Moscú, junto a su hija Alexandra, el lobo y dos perros que adoptó específicamente para Sieri.

Es muy inteligente y muy independiente. Sieri es muy curioso, entrenado y activo. Vivir con un lobo es actuar como un lobo“, expresó Iván sobre su compañero.

El hombre manifestó su deseo de comprar un terreno amplio y mudarse con su amigo, para que pueda vivir en mejores condiciones. “Sieri no puede vivir en la naturaleza pero tampoco en un zoológico. No hay centros de rehabilitación de fauna silvestre en Rusia”, contó. 

El hombre vivo en Moscú con su lobo, dos perros y su hija Alexandra.

A pesar de la compljeidad que lleva vivir con un animal salvaje, Iván tiene bien en claro que cuidará de Sieri para siempre. “Me quedaré con él y viviré con él para siempre. Es parte de mi familia” dijo convencido.




Comentarios