La ministra Sabina Frederic había cuestionado el informe que indicaba que el exfiscal fue asesinado.


Luego de que la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, cuestionara la pericia de la Gendarmería sobre la muerte del exfiscal Alberto Nisman, la Justicia no ordenará rehacerla.

Sabina Frederic, ministra de Seguridad (Foto: Clarín/Luciano Thieberger)

Fuentes judiciales de la causa le señalaron a Clarín que no es viable hacer una nueva pericia, debido a que la Gendarmería “funciona como auxiliar de la Justicia”. Además, explicaron que se trata de “una pericia concluida, que llevó mucho tiempo y que tuvo confirmación de Cámara”.

Esa misma fuente remarcó que “Frederic incurriría en el incumplimiento de los deberes de funcionario público, porque lo que busca es una suerte de contraperitaje”.

El informe pericial contó con 24 peritos de parte, 4 de las querellas y la firma en disconformidad de Lagomarsino. “Nunca hubo un pedido de nulidad de la pericia”, manifestó una alta fuente de la investigación.

La pericia de Gendarmería fue avalada por la Cámara Federal porteña y ese tribunal confirmó lo resuelto por el juez Julián Ercolini, que sostuvo que Nisman “fue víctima de un homicidio”. Incluso, Ercolini había desestimado la hipótesis del suicidio al indicar que “es falso plantear que tenía temor de ir a exponer al Congreso”. 

La Cámara aprobó la teoría de la Gendarmería que indica que el exfiscal murió producto de un asesinato “ocurrido en el interior del baño y en el que participaron dos victimarios”.

Y agrega: “Uno de ellos manipuló el arma, mientras que el restante lo asistió y manipuló el cuerpo de la víctima“.

Por su parte, los peritos del técnico informático y asesor de Nisman en la UFI-AMIA Diego Lagomarsino indicaron que se encontraba de pie y de frente al vanitory cuando lo mató el disparo de una pistola Bersa de 22 mm.




Comentarios