El futuro ministro de Salud también ratificó que volverá a activar el protocolo para asistir a las mujeres con derecho al aborto legal.


Ginés González García reveló este miércoles que analiza declarar la emergencia sanitaria apenas asuma al frente del Ministerio de Salud porque, remarcó, el objetivo de los primeros 100 días será “evitar que colapse el sistema”, y ratificó que se reactivará el protocolo sobre el aborto no punible.

En los primeros 100 días voy a tratar de que no colapse el sistema. Va a haber que hacer una emergencia fuerte en los primeros 100 días para después empezar con los cambios estructurales”, remarcó en declaraciones a radio Continental.

Por otra parte, tal como lo adelantó Vía País, González reiteró que volverá a activar el protocolo para asistir a las mujeres con derecho al aborto legal que derogó el presidente Mauricio Macri tras la polémica que provocó la renuncia de su secretario de Salud Adolfo Rubinstein.

González García es médico sanitarista y se puso al frente del ministerio de Salud en 2002, durante el gobierno de Eduardo Duhalde, y continuó en el cargo hasta 2007. Ayer, el presidente electo Alberto Fernández confirmó su retorno al frente del área.

“Estoy trabajando en declarar la emergencia sanitaria. Estoy trabajando porque la emergencia permite algunas cosas, por ejemplo, compras más rápidas para cubrir las necesidades. Pero tampoco sé cómo es la situación. Sí sé que el sistema de obras sociales está con mucha complicación. Obviamente que a nadie le gusta declarar la emergencia”, agregó.

Consultado sobre los proyectos de ley para despenalizar el aborto, González García aclaró que “primero se tienen que aplicar las leyes vigentes” y al respecto reiteró que se volverá a activar “rápidamente” el protocolo del aborto no punible “tras el mamarracho de discusión que hicieron en el gobierno nacional y que fue un bochorno político que no tuvo ningún sentido más que perjudicar a las personas más débiles”.

EFE/ Demian Alday Estévez

Sobre el uso del cannabis medicinal, González García consideró que “está mal hecha la reglamentación” porque, explicó, “no cumple con la ley y limita tremendamente el uso” que tiene que “ser permitido para otra patología”.

“Además hay que romper con un mercado negro absurdo. Creo que vamos a trabajar en la reglamentación de la ley para mejorarla y que amplíe un poco el tipo de patologías en las que se legaliza su uso”, agregó.

Por la corresponsalía de Buenos Aires. ​




Comentarios