Prisioneros y deportistas detuvieron al hombre que dejó dos muertos y llevaba un chaleco explosivo falso.


Los peatones que intervinieron para detener al autor del ataque que el viernes dejó dos muertos en Londres fueron aclamados como “héroes”, ya que habrían evitado que el atacante, equipado con un chaleco explosivo falso, causara más muertes.

En vídeos de testigos difundidos en las redes sociales se puede ver a varios hombres lanzarse contra el agresor e intentar controlarlo, en el London Bridge, un puente en el corazón de Londres.

Según medios locales, resultaron ser rugbiers y prisioneros que tenían un permiso para asistir a un seminario de la Universidad de Cambridge.

Además de los dos fallecidos, otras tres personas fueron heridas. El atacante, Usman Khan, murió luego abatido por la policía.

(@HLOBlog via AP, File)

Las autoridades consideraron el ataque como un “acto terrorista”, el cual ha sido reivindicado por Estado Islámico y relacionado con Al Qaeda, debido a que se cree que estudió con Anjem Choudary, un imán radicalizado y allegado a Osama Bin Laden.

Quienes intervinieron “no sabían en ese momento que el artefacto era falso”, dijo el alcalde de Londres, Sadiq Khan, de la capital, saludando “la valentía y el heroísmo de los londinenses”.




Comentarios