De esta manera, la Cámara Federal porteña convalidó la decisión del juez Claudio Bonadio.


La Sala I de la Cámara Federal porteña confirmó este jueves el procesamiento a la vicepresidenta electa, Cristina Kirchner, por el presunto delito de “peculado” a raíz del traslado de mobiliario particular en aviones de la flota presidencial, que tenían como destino los hoteles de la expresidenta.

Los expilotos de la flota presidencial le había reconocido al juez Claudio Bonadio que hacían viajes a Santa Cruz los fines de semana para trasladar diarios y muebles.

Además, los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Mariano Llorens revocaron el procesamiento de quien gobernó Argentina entre 2007 y 2015 en relación a la acusación de haber utilizado los aviones para hacer llegar periódicos desde la capital del país hasta la sureña provincia de Santa Cruz, donde tiene una residencia particular.

El tribunal entendió que tanto los diarios como los informes de prensa era elementos vinculados a sus funciones como jefa de Estado.

En tanto, los jueces convalidaron la decisión de Bonadio. Sin embargo, dictaron la falta de mérito en el caso del senador y exsecretario presidencial Oscar Parrilli por falta de pruebas.

“Usábamos los aviones sólo para el traslado de diarios. Teníamos un vuelo que le decíamos ‘el diariero’ porque volábamos los fines de semana –sábado, domingos y feriados– y en general sólo trasladábamos los diarios, despegando generalmente a las 6 de la mañana desde Aeroparque”, confesó el expiloto Luis Bustos.

En el expediente, consta que “se realizaban con regularidad vuelos con aviones de la flota presidencial a las ciudades de Río Gallegos y/o El Calafate, provincia de Santa Cruz, con el único fin de llevarles a los nombrados los diarios del día. Asimismo, algunas personas hicieron alusión al traslado de otros elementos destinados a los hoteles que la familia presidencial tenía en la ciudad de El Calafate”.

Se estima que esos viajes implicaban un gasto de entre 86.650 y 476.500 pesos, de acuerdo a valores estimados a la actualidad.

Esta investigación es una derivación de la denominada “causa de los cuadernos“, también llevada adelante por el juez Bonadio y en la que prestaron declaración los pilotos de la flota presidencial.

En relación con esa causa, la defensa de Cristina Kirchner solicitó este jueves a la Cámara Federal de Casación que revoque la orden de prisión preventiva dictada en septiembre de 2018 por Bonadio en contra de la exmandataria, que asumirá como vicepresidenta el próximo 10 de diciembre.

La orden de prisión nunca se hizo efectiva por los fueros parlamentarios de Cristina como senadora. Bonadio la procesó como presunta jefa de una asociación ilícita que operó entre 2003 y 2015.




Comentarios