Tras la renuncia de Evo Morales, María Eugenia Choque Quispe fue detenida por el manejo de las elecciones generales.


María Eugenia Choque Quispe, quien este domingo renunció de manera “irrevocable” a la presidencia del Tribunal Supremo Electoral (TSE), fue detenida horas después de la renuncia de Evo Morales.

En un operativo que realizó el Departamento de Análisis Criminal e Inteligencia (DACI) de la Policía Boliviana en La Paz se capturó a la ahora exlíder del TSE, dentro de las ordenes que hay contra los miembros de ese tribunal por el manejo que se le dio a las elecciones del 20 de octubre.

El operativo se realizó luego de que la Fiscalía anunciara del inicio de un procesamiento a los miembros del TSE por irregularidades detectadas por la Organización de Estados Americanos (OEA) en las elecciones, que pueden conllevar “ilícitos penales y electorales vinculados al cómputo de los resultados oficiales”.

Al presentar su renuncia, Choque Quispe dijo que lo hacía para someterse a “cualquier investigación”, luego de la auditoría de la OEA.




Comentarios