Los sucesores, que serían la presidenta del Senado y luego el de la Cámara de Diputados, también dejaron sus cargos.


Evo Morales y su vicepresidente Álvaro García Linera perdieron el apoyo de las Fuerzas Armadas y policiales, y este domingo anunciaron su renuncia en Bolivia luego de tres semanas de protestas contra su polémica reelección. Ahora la incógnita es quién asumirá el poder.

Según cita Clarín, el artículo 93 de la Constitución boliviana indica que “en caso de impedimento o ausencia temporal del Presidente de la República, antes o después de su proclamación, lo reemplazará el Vicepresidente y, a falta de Éste y en forma sucesiva, el Presidente del Senado, el de la Cámara de Diputados o el de la Corte Suprema de Justicia“.

Hasta últimas horas de la tarde, la presidenta del Senado era la boliviana-chilena Adriana Salvatierra, también del Movimiento al Socialismo. Sin ambargo, ella también dejó su cargo con el fin de encontrar “una salida pacífica de los conflictos”.

La senadora Jeanine Añez asumiría la presidencia en Bolivia (Foto: web)

Ya sin ella en el poder, el siguiente sería el titular de la Cámara de Diputados, Víctor Borda. Pero él también renunció este domingo luego de afirmar que su hermano fue secuestrado: “Lamento mucho de que mi hermano haya sido tomado como rehén, por favor basta de violencia, paren la violencia”, declaró.

Poco se sabe del presidente de la Corte Suprema de Justicia, José Antonio Revilla, aunque afirmaron que habría pedido refugio en alguna embajada. Al parecer, según el mismo medio, la senadora Jeanine Añez -segunda vicepresidenta de la Cámara- asumiría la presidencia en la línea de sucesión constitucional.




Comentarios