Era la señalada por la Constitución para ocupar el cargo que dejaron vacante Morales y García Linera tras su dimisión.


La presidenta de la Cámara de Senadores de Bolivia, Adriana Salvatierra, también anunció que renuncia a su cargo poco después de que el mandatario del país, Evo Morales, anunciara su dimisión junto con su vice, Álvaro García Linera.

Salvatierra, miembro del Movimiento al Socialismo (MAS), dejó su cargo con el fin de encontrar “una salida pacífica de los conflictos”. La dirigente política de 30 años condenó los actos de violencia en el país al anunciar su dimisión, en particular las quemas de las casas de varios funcionarios.

Nacida el 3 de junio de 1989 en Santa Cruz de la Sierra, Salvatierra es hija del abogado boliviano Hugo Salvatierra Gutiérrez y de la psicóloga Luisa Arriaza Zúñiga. Su padre fue dirigente del partido del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) y viceministro durante el primer gobierno de Evo. Su madre fue militante de las Juventudes Comunistas (JJCC) de Chile durante su juventud.​

La ahora ex titular de la Cámara de Senadores era la señalada por la Constitución para ocupar el cargo que tanto Morales como García Linera dejaron vacante tras su dimisión, pero ahora aún es una incógnita quién quedará a cargo de la presidencia de Bolivia. 




Comentarios