El expresidente de Brasil, que estuvo preso por corrupción y blanqueo de capitales, habló ante miles de seguidores frente a la cárcel de Curitiba.


Por decisión del juez Danilo Pereira, el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da SIlva recuperó este viernes la libertad, después de 580 días preso, luego de haber sido detenido el 7 de abril de 2018 para cumplir una condena de ocho años y 10 meses por corrupción, según determinó la justicia de ejecución penal de la ciudad de Curitiba.

El ex presidente brasileño y líder opositor salió en libertad pasadas las 17.42 y ante miles de seguidores brindó un discurso frente a la cárcel ubicada en el sur de Brasil. “Ustedes fueron el alimento de la democracia”, dijo muy emocionado.

(Twitter: @LulaOficial)

Luego, Lula da Silva denunció que “sectores podridos” del Estado, la Fiscalía, la policía y el Poder Judicial han actuado para criminalizar a la izquierda, al Partido de los Trabajadores y a su propia figura.

“Necesitaba resistir para luchar contra el lado podrido del Estado, de la Policía Federal, del Ministerio Público, de la Justicia. Trabajaron para criminalizar a la izquierda, a Lula y al Partido de los Trabajadores”, afirmó emocionado el líder del PT.

REUTERS/Rodolfo Buhrer

“No pensé que el día de hoy podía estar aquí, llegar a esto”, deslizó y luego apeló a una histórica frase atribuida al prócer Domingo Faustino Sarmiento, y gritó “las ideas no se matan”. “No encarcelaron a un hombre, quisieron matar las ideas”, acotó y “hay que seguir luchando”, arengó.

La excarcelación de Lula fue solicitada por su defensa, en base a un fallo adoptado la noche del jueves por la máxima corte del país, que, en una ajustada votación por 6 a 5, determinó que la prisión de una persona condenada antes de que se agoten todos los recursos es inconstitucional.

REUTERS/Rodolfo Buhrer

“La decisión del STF (Supremo Tribunal Federal) le ha dado (a Lula) una luz de esperanza de que pueda haber justicia. Nuestra batalla jurídica continúa y nuestro foco es la anulación de todo el proceso que llevó a su condena”, manifestó su abogado Cristiano Zanin.

Según el diario Folha de San Pablo, está previsto que Lula viaje a su residencia en San Bernardo de Campo. A su vez, se estima que el domingo realice un acto en el Sindicato de Metalúrgicos de ABC, lugar en el que habló por última vez antes de entrar en prisión.

Lula se encontraba preso desde el 7 de abril de 2018, cuando comenzó a cumplir una pena de ocho años y diez meses por corrupción tras ser condenado en segunda instancia, acusado de recibir a manera de soborno un departamento de la constructora OAS, a cambio de beneficios para la adjudicación de contratos con Petrobras.




Comentarios