El Tribunal Supremo brasileño votó en contra de la prisión en segunda instancia y el expresidente podría quedar en libertad en las próximas horas.


La corte suprema de Brasil determinó este jueves por 6 votos a 5 que las penas de prisión no pueden empezar a ejecutarse antes de agotar todos los recursos legales, una decisión que debería conducir a la liberación del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Se desconoce por ahora cómo y cuándo se hará efectiva la excarcelación de Lula, que desde abril de 2018 purga una pena de 8 años y 10 meses por corrupción, en aplicación de la jurisprudencia que determinaba que las penas deben empezar a cumplirse tras ser confirmadas solamente por un tribunal de segunda instancia.

El tuit del expresidente de Brasil tras conocerse el fallo. (Twitter)

Tras el fallo, la defensa del expresidente brasileño anunció que pedirá su “liberación inmediata”, después de que la corte suprema determinara que las penas de prisión no pueden empezar a ejecutarse antes de agotar todos los recursos legales.

“Una vez que conversemos con Lula este viernes, llevaremos al juez de ejecución de penas un pedido para su liberación inmediata, con base al resultado de ese juicio del Supremo Tribunal Federal (STF)”, informó el bufé Teixeira Martins en un comunicado.




Comentarios