El candidato a vicepresidente por Juntos por el Cambio, Miguel Ángel Pichetto, criticó Axel Kicillof por sus dichos sobre la crisis económica y el narcotráfico.

"Kicillof dice imbecilidades y después se arrepiente", dijo Pichetto este lunes en referencia al candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires por el Frente de Todos.

"El problema no es perseguir al pequeño consumidor, con la pérdida de empleo hay gente que se dedica a vender droga porque se quedó sin laburo, obviamente es un delito, pero no pasa por ahí el fenómeno", había dicho Kicillof la semana previa, declaraciones que desataron una respuesta polifónica por parte del Gobierno nacional.

Entre otros representantes del oficialismo, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, dijo que Kicillof "justifica a quienes laburan de narcotraficantes". Por su parte, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, afirmó que "los narcotraficantes no son pobres ni desocupados, son millonarios".

Incluso el propio Pichetto ya había dicho que el ex ministro de Economía y principal rival de Vidal "podría alentar el saqueo, el robo a bancos y a matar gente".

Ahota, Pichetto volvió a referirse a los dichos de Kicillof. "Dice que se lo contó un cura. Hay una precariedad absoluta en ese cura, debería dedicarse a leer más ya que tienen tiempo", afirmó en declaraciones a A24.

Debate presidencial

La entrevista fue en las horas posteriores al primer debate presidencial, celebrado el domingo. Al respecto, Pichetto consideró que el presidente Mauricio Macri, su compañero de fórmula, fue el candidato al que le fue mejor, ya que mostró una presencia "más serena" y "más digna de un estadista".

En el caso de Roberto Lavagna (Consenso Federal), Pichetto dijo que lo vio "desdibujado" y sobre Alberto Fernández, expresó que el candidato tuvo una actitud de subestimación y de "mucha arrogancia", algo que se contradice con la imagen que intentó mostrar en los spots de campaña, en los que "construyó una imagen moderada".