La amenaza está siendo investigada por la fiscalía italiana. La alcaldesa condenó está acción por redes sociales.


La fiscalía de Roma abrió una investigación por amenazas agravadas tras el descubrir un muñeco con el rostro de la joven que lucha contra el cambio climático, Greta Thunberg, que apareció colgado en un puente de la capital italiana. El maniquí tenía dos trenzas parecidas a las de la joven activista sueca de 16 años y llevaba un cartel que decía “Greta es tu dios”.

La imagen provocó la reacción de la clase política. La alcaldesa de Roma, Virginia Raggi manifestó en Twitter la “solidaridad” de su ciudad con la familia de Greta. “Vergonzoso el maniquí encontrado colgado de un puente en nuestra ciudad. Para ella y su familia, mi solidaridad y la de mi equipo. Nuestro compromiso climático en Roma no se detiene”, aseguró la funcionaria.

Además, el líder del Partido Demócrata, Nicola Zingaretti, condenó la “violencia macabra” de los autores de la amenaza. La adolescente lanzó hace un año “Friday for future” (Viernes para el futuro), movimiento que propuso a los alumnos del mundo entero faltar a clases los viernes para defender el clima.

La activista llegó este año desde Europa en barco para participar de la Cumbre Climática de la ONU. Plantada frente a los líderes mundiales, Thunberg criticó a los principales mandatarios su falta de acción.

“¿Cómo se atreven? Robaron mis sueños y mi niñez con sus palabras huecas. Y sin embargo soy una de las que más suerte tuvo. La gente está sufriendo, la gente está muriendo y hay ecosistemas enteros que están colapsando”, exclamó.




Comentarios