Esto supondría la repartición de dos puntos para cada uno y la fijación de un 0-0, el primero en la historia de la Copa del Mundo. Los Pumas se verían beneficiados por ello.


El Mundial de rugby que se está celebrando en Japón de a poco comienza a entrar en la recta final de la fase de grupos. Tras dos fechas transcurridas, los clasificados a la próxima ronda (primeros y segundos de cada zona), a la siguiente edición (quienes acaben terceros) y los eliminados (los que terminen en cuarta y quinta posición) comienzan a definirse.

Sin embargo, un inconveniente podría conmocionar al “grupo de la muerte”, aquel que integran Los Pumas junto a Inglaterra, Francia, Tonga y Estados Unidos. Es que para el miércoles 2 de octubre, día en que galos y norteamericanos se enfrentarán, el tifón Mitag podría golpear el sudoeste de Japón, incluyendo así el Tokyo Stadium que será el escenario para dicho duelo.

En caso de que el partido deba suspenderse, las reglas de la presente edición fueron claras desde el principio: deberá computarse un 0-0 y no podrá reprogramarse, por lo que cada bando recibirá dos puntos, como si de un empate común se tratase.

El tifón mitag golpearía el sudoeste asiático este miércoles 2 de octubre (Foto: Reuters).

Esto resultaría letal para quienes vencieron a la Argentina en la primera jornada, ya que perderían dos puntos prácticamente asegurados, dada la diferencia de nivel que existe entre ambos seleccionados, así como también la posibilidad de alcanzar un punto bonus ofensivo (otorgado al equipo que anote cuatro tries) que sería vital a esta altura de la primera ronda.

Aún así, desde la World Rugby han salido a calmar las aguas, manifestando: “Las últimas informaciones disponibles indican que el tifón se alejaría de las costas japonesas más de lo previsto en un primer momento, lo que disminuiría el riesgo de impacto. Vamos a seguir vigilando de cerca la evolución del tifón con nuestro suministrador de datos meteorológicos, las autoridades locales y los equipos. Este lunes se publicará un nuevo informe meteorológico”.




Comentarios