Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay y Perú aseguran que Guaidó la Asamblea Nacional son las verdaderas autoridades.


La 74 Asamblea General de las Naciones Unidas empieza este martes y la “cuestión Venezuela” volverá a marcar la agenda de discusión. Hoy, a modo de movimiento previo, los gobiernos que integran el Grupo de Lima emitieron un comunicado en el que rechazan los “reiterados y sucesivos bloqueos del régimen ilegítimo y dictatorial de Nicolás Maduro a los procesos de negociación con las fuerzas democráticas y la Asamblea Nacional de Venezuela” y “renuevan su apoyo al Presidente Encargado Juan Guaidó y la Asamblea Nacional”.

El Grupo de Lima está integrado por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay y Perú, además de Guaidó. Los representantes de esos gobiernos reunidos en Nueva York emitieron el comunicado en el que aluden a la “grave crisis que padece” Venezuela, y se pronunciaron por “la realización de elecciones generales libes, justas y transparentes, con observación internacional”.

En este último pronunciamiento, el Grupo de Lima afirma que Guaidó y la Asamblea Nacional de Venezuela son las “autoridades legítimas y democráticamente electas” y le reconocen su “voluntad por alcanzar una salida pacífica conducida por los propios venezolanos”.

El Grupo de Lima también se manifestó a favor de “adoptar nuevas sanciones u otras medidas económicas y políticas contra el régimen de Maduro, orientadas a favorecer el restablecimiento, sin el uso de la fuerza, del Estado de derecho y el orden constitucional y democrático en Venezuela”.

Además, este grupo de países latinoamericanos “rechazan los crecientes vínculos del régimen de Nicolás Maduro con grupos armados al margen de la ley y al amparo que otorga a la presencia de organizaciones terroristas y grupos armados ilegales en territorio venezolano, lo que representa una clara amenaza a la paz, la estabilidad y la seguridad de la región”.

El Grupo de Lima urgió “al Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas a establecer un mecanismo independiente de seguimiento e investigación sobre la violación sistemática de los derechos humanos en Venezuela, documentadas en el último informe de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, como el propuesto por los países del Grupo de Lima junto a otros miembros de la comunidad internacional”.

También se rechazó “la candidatura del régimen ilegítimo de Maduro a dicho Consejo, por ser absolutamente contraria a la tarea de protección y defensa de los derechos humanos que compete a ese organismo intergubernamental e instan a la Asamblea General de Naciones Unidas a no apoyar esa candidatura”.

En la región, Bolivia, México, y Uruguay se mantienen al margen del Grupo de Lima y observan otra posición respecto a la crisis venezolana. Al respecto, ayer Uruguay avisó que abandonará el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) si se resuelve actuar por la vía armada en Venezuela.

El ministro de Exterior uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, realizó hoy la advertencia en la víspera de la Asamblea General de las Naciones Unidas, donde los gobiernos americanos evalúan los pasos a seguir en relación al TIAR.

El 11 de septiembre pasado, doce miembros del TIAR acordaron convocar al órgano consultivo del tratado que incluye una cláusula de defensa armada regional.

“Uruguay va a reflexionar mucho sobre este tratado y, si esta votación tiene las consecuencias que parecería que pueda tener, lo vamos a denunciar y nos vamos a salir del tratado, con toda seguridad”, advirtió el ministro uruguayo.




Comentarios