Luego de que el presunto femicida de la joven se negara a declarar, los familiares y vecinos reaccionaron.


Manifestantes que estaban protestando frente a la comisaría 1° de Chascomús por la muerte de Navila Garay (15) comenzaron a tirar piedras contra la dependencia policial, luego de que el presunto femicida de la joven, Néstor Garay, se negara a declarar ante la Justicia.

Por tal motivo, los familiares y vecinos reaccionaron y empezaron a tirar piedras contra la comisaría, a la vez que pedían hablar con el comisario.

Efectivos de Infantería de la Policía Bonaerense dispersaron a los manifestantes y arrojaron gases lacrimógenos para apartarlos.

Incidentes en la comisaría 1° de Chascomús. (Maxi Failla)

Incidentes en la comisaría 1° de Chascomús. (Maxi Failla)

Daniela Bertoletti, la fiscal a cargo de la causa, aseguró este lunes que el sospechoso declaró ante ella que la joven de 15 años “lo extorsionaba” y le advirtió que “lo iba a denunciar por abuso sexual”.

También sostuvo que “la pudo haber llevado engañada o por la fuerza a una casaquinta”, donde la mató de al menos 17 mazazos y la enterró.

Según los resultados de la autopsia, Navila sufrió un paro cardiorrespiratorio traumático, a raíz de una hemorragia cerebral masiva, producto de múltiples fracturas con hundimiento de cráneo.

La autopsia de Navila Garay confirmó que recibió 17 mazazos en la cabeza y el rostro.




Comentarios