El ala-pivot de 39 años y referente del equipo argentino palpitó esperanzado el duelo de este domingo.


La selección argentina de básquetbol se clasificó a la final del Mundial que se disputa en China tras un contundente triunfo sobre Francia. El máximo referente del equipo, Luis Scola, dejó en claro la ilusión con la que afrontarán la definición ante España.

La alegría del capitán de la selección Luis Scola. Foto: AP/Andy Wong.

“Todo puede ser posible”, afirmó el capitán, que marcó 28 puntos y bajó 13 rebotes en el encuentro ante los galos que terminó 80-66 en favor de la albiceleste. “Muy buena victoria, aseguramos la medalla y ahora difícil superar esto, pero tenemos chances“, confesó.

Cuando le consultaron si iba a participar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, el jugador surgido en Ferro Carril Oeste dejó una incógnita sobre su futuro: “En principio el domingo juego seguro, es todo lo que puedo prometer. Ya el lunes no sé qué va a pasar“, aseguró “Luifa”.

De participar en los juegos de Tokio, sería la quinta aparición para Scola en una olimpiada, que obtuvo el oro en Atenas 2004 y el bronce en Beijing 2008. En principio este domingo tendrá la chance de sumar una copa del mundo, algo que la selección argentina no consigue desde la primera edición del torneo en Buenos Aires 1950.




Comentarios