El seleccionado nacional se impuso por 80 a 66 sobre su par galo y se medirá con España, el próximo domingo, en la gran definición del certamen.


Argentina venció a Francia 80 a 66  en las semifinales del Mundial de básquetbol, este viernes en Pekín, con una actuación espectacular de su capitán de 39 años Luis Scola, autor de 28 puntos, y jugará por el título el domingo contra España, que se impuso a Australia (95-88).

Invicta en China-2019, incluyendo una rotunda victoria en cuartos ante Serbia, gran favorita al título junto a Estados Unidos, Argentina se aseguró la plata, que ya logró en Indianápolis 2002, preludio del histórico oro en los Juegos de Atenas 2004.

Como ya se hizo costumbre en el torneo mundialista, Facundo Campazzo fue la manija del juego del equipo que dirige Sergio Hernández y sumó méritos para ser elegido como el MVP del Mundial.

Scola, en tanto, fue el goleador del encuentro con nada menos que 28 puntos y 13 rebotes. 

De esta manera, quedó a un paso de igualar su título mundial en 1950, cuando se impuso como anfitrión en la edición inaugural del torneo.

Noticia en desarrollo




Comentarios