Algunos sectores del oficialismo se mostraron molestos por los dichos del peronista sobre las movilizaciones y el regreso al país de una peruana que había sido deportada.


El compañero de fórmula de Mauricio Macri, Miguel Ángel Pichetto, cruzó a los dirigentes de Juntos por el Cambio que cuestionaron su discurso tras la derrota oficialista en las primarias.

Yo siempre dije las mismas cosas, sigo pensando de la misma manera, y si a alguien le preocupa, me gustaría que me lo diga de frente. Yo creo que hay que dar la pelea electoral y que el tema no está cerrado”, aseguró Pichetto en diálogo con La 990.

“La política implica eso, la posibilidad de no resignarse, de dar la pelea, de no darse por vencido ni aun vencido, de que la pelea que se pierde es la que no se da”, manifestó el legislador peronista.

Miguel Angel Pichetto. (REUTER)

Pichetto cuestionó la semana pasada las movilizaciones en la avenida 9 de Julio y criticó a Migraciones por permitir el regreso al país de una peruana que había sido deportada. Su postura al respecto fue lo que generó resquemores en el oficialismo.

“En mi opinión, es importante fortalecer al Gobierno dando la pelea electoral, en una discusión de ideas, de proyectos de país”, insistió el senador.

Y agregó: “Si perdemos, no voy a dejar la política, lo voy a hacer desde afuera del cargo público, voy a seguir comprometido con el conjunto de ideas que quise mantener dentro de mi partido y no pude porque ganaron otras visiones del pensamiento mágico, del modelo de igualitarismo estúpido que nos lleva al fracaso”.

Pichetto y Elisa Carrió fueron las voces más combativas tras la derrota en las PASO del 11 de agosto. Es que en todo momento se mostraron convencidos de que pueden dar vuelta el resultado y enfrentar al candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, en una segunda vuelta.




Comentarios