El presidente de Brasil dijo que no tiene pruebas para su acusación, pero aseguró que hay ONG que buscan perjudicarlo.


El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, acusó a las organizaciones ambientalistas de tener responsabilidades en los incendios de región amazónica, que este año aumentaron un 80 % respecto del año pasado.

El mandatario hizo declaraciones frente a las críticas nacionales e internacionales sobre la luz verde que otorgó a la explotación económica de la selva amazónica y el despido de científicos que realizan el control de la deforestación.

REUTERS

“Puede estar ocurriendo, es una posibilidad, no lo estoy afirmando, una acción criminal de esas ONG ambientalistas para llamar la atención contra mi persona, contra el gobierno de Brasil; esa es la guerra que enfrentamos”, dijo Bolsonaro.

El mandatario sumó así una nueva declaración contra los ambientalistas, luego de haber rechazado el dinero anual que Noruega y Alemania entregan al Fondo Amazonia para incrementar la fiscalización y cumplir las metas de deforestación a las que se comprometió Brasil.

Tenemos que trabajar para que no haya crímenes ambientales pero le hemos sacado dinero a las ONG; esa gente está sintiendo la falta de dinero público”, dijo Bolsonaro, que defiende liberar la minería y agricultura en la selva sudamericana, de la cual Brasil posee el 60 %.

La región del Amazonas concentra el 52,5 % de los incendios de 2019 en Brasil y el lunes pasado una nube proveniente de las quemas de bosques en el estado de Rondonia, en la frontera con Bolivia y Perú, oscureció la ciudad de San Pablo, la más grande del país, a casi 2.000 kilómetros de distancia. Hay 71.000 focos de incendio forestal en el país.

Nasa.

AFP.

Incendios en el Amazonas

Es que una nube de humo detectada por los satélites oscureció a la ciudad de San Pablo y allí se levantó el debate científico sobre la política de Bolsonaro hacia la Amazonia. Consultado sobre si tenía pruebas de que ONGs estaban detrás de los incendios, Bolsonaro dijo que carecía de ellas, pero acusó a las entidades ambientalistas de “hacer campaña contra Brasil”.




Comentarios