Es por "la consecuencia de la variación cambiaria" que se registró tras las elecciones primarias.


La automotriz General Motors incrementó este martes 23% los precios de los modelos que entrega a su red de concesionarias como “consecuencia de la variación cambiaria” que se registró tras las elecciones primarias.

Tras casi dos días de operaciones suspendidas en las concesionarias oficiales por “la falta de precio”, según argumentaban, la empresa que comercializa en el país los vehículos Chevrolet dio el puntapié inicial para la actualización de los precios de lista en la comercialización mayorista de sus unidades.

Misma situación de incertidumbre se manifestaba en todas las marcas respecto a la continuidad del programa de incentivo acordado con el gobierno nacional por el cual se estaban ofreciendo descuentos de hasta $400.000 en algunas unidades.

No obstante, las concesionarias que son los dueños de los vehículos podrán ofrecer sus propias promociones y bonificaciones al margen del plan oficial hasta que sea ratificado por el Ministerio de Producción y las automotrices.





Comentarios