El precandidato del Frente de Todos se refirió a las declaraciones del jefe de Gabinete del Gobierno Nacional, quien había manifestado que ''no es indistinto para la economía lo que va a pasar hoy en la elección''.


El precandidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, salió esta mañana a rechazar una serie de declaraciones que realizó el jefe de Gabinete del Gobierno nacional, Marcos Peña, respecto al impacto que tendrá en la economía el resultado de las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (Paso) que se celebran este domingo en todo el país.

“Marcos peña está hablando porque está nervioso”, advirtió el aspirante presidencial del peronismo al ser consultado sobre las palabras que realizó más temprano el funcionario nacional y con las que buscó poner en evidencia que el sector financiero aguarda con expectativa que Mauricio Macri consiga un buen resultado en esta instancia electoral.

Puntualmente, Peña remarcó que “no es indistinto para la economía lo que va a pasar hoy en la elección” y remarcó: “A la noche podremos hacer análisis un poquito más detallado de lo que ha pasado o de lo que va a pasar, pero no es indistinto para la economía lo que va a pasar hoy en la elección. Sin duda, se ha generado una expectativa muy grande en ese sentido”.

El jefe de ministros se pronunció en alusión a las fuertes subas que registraron el viernes pasado los bonos y las acciones de la Argentina y que, según se informó, se relacionaron con una serie de pronósticos que auguraban un escenario de mayor paridad entre Macri y Fernández, su principal rival de cara a octubre.

Apenas más tarde, en declaraciones a la prensa apostada frente a su domicilio, Alberto Fernández salió a responderle a Peña. Dijo que “hace meses” que “la economía no es indiferente” a lo que sucede en la política argentina y por ello lamentó: “Pobre Peña, que no se enteró”.

“Marcos peña está hablando porque está nervioso, yo estoy en veda”, insistió.





Comentarios