En marzo de este año, el dueño de esa misma vivienda había sido asesinado a hachazos. Investigan si se trató de crímenes relacionados con el narcotráfico.


Un macabro hallazgo se produjo durante las últimas horas en una vivienda ubicada en una de las islas del Delta del río Paraná, en el partido bonaerense de Tigre. El cuerpo de un hombre decapitado y en avanzado estado de descomposición fue encontrado en el fondo de una pileta.

La casa está ubicada en el cruce del arroyo Gambado con el río Luján. Cuando los bomberos vaciaron la pileta, descubrieron que la cabeza de la víctima estaba en el fondo, atada a una red en la que habían colocado piedras y escombros.

Delta del Río Paraná, Tigre (Foto: imagen ilustrativa/web)

Según informó Crónica, vecinos del lugar aseguraron que podría tratarse de un hombre que no tenía domicilio fijo ni familiares, y que en el pasado había tenido problema con el dueño de la casa. Lo llamativo del caso es que el propietrario de la vivienda también fue asesinado en marzo.

César Raúl Quiroga (55), conocido en la zona como el “Vikingo”, fue víctima de un salvaje homicidio cuatro meses atrás, y su muerte fue vinculada con el accionar de una banda de narcotraficantes. Lo encontraron en la terraza de la vivienda con la cabeza destrozada a hachazos.

Dos hombres, de 40 y 42 años, fueron detenidos por el crimen. Durante el allanamiento en la casa donde los arrestaron, la Policía secuestró 104 plantas de Cannabis sativa, un revólver 38 largo y municiones. Ahora, investigan si estos dos homicidios están relacionados.





Comentarios