La Asociación de Técnicos y Empleados de Protección y Seguridad a la Aeronavegación (Atepsa) continúa este martes con la quinta jornada de paro que afecta a todos los aeropuertos del país, pero con escasa repercusión en los vuelos debido a la reprogramación horaria por parte de las aerolíneas de aquellos servicios que coincidían con la medida de fuerza, indicaron a Télam fuentes aeroportuarias.

"Gracias a la reprogramación de vuelos por parte de las líneas aéreas para que las partidas no se vean afectadas por la medida, y la oportuna comunicación a los pasajeros, el público puede viajar sin mayores inconvenientes. No se prevén cancelaciones", comunicaron de EANA.

El cronograma específico de la medida, que sólo alcanza a los despegues, es de 9 a 10 en el Aeroparque Jorge Newbery, de 10 a 11 en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, y de 9 a 11 en los otros aeropuertos del país. Por la tarde se repite el esquema: de 15 a 16 en Aeroparque, de 16 a 17 en Ezeiza y de 15 a 17 en los demás aeropuertos.

Controladores aéreos realizan su trabajo (EFE)

Estas medidas de fuerza responden a un reclamo de recomposición salarial y, al respecto, Jonatan Doino, secretario general de Atepsa, dijo el sábado que la medida "no es un paro, sino una reducción del servicio", y advirtió que no quieren "perjudicar a los pasajeros", pero que "es necesario visibilizar el problema, porque lo que está en riesgo es la seguridad en las operaciones aéreas".

A su vez, EANA destacó que "en un marco de buena fe, se otorgó en el transcurso de esta semana un incremento salarial, retroactivo al mes de marzo a cuenta de futuros aumentos, más una gratificación extraordinaria por única vez", pero no obstante, "el gremio de los controladores aéreos continúa con las medidas previstas".