La renovación parlamentaria de diciembre marca un final de época: varios protagonistas de los últimos cuatro años ya no estarán más.


¿Cristina Kirchner o Miguel Pichetto? ¿Sergio Massa o Cristian Ritondo? ¿Seguirán juntos la UCR, el PRO y la CC-ARI? ¿Cuántos bloques tendrá el peronismo?

Estas son las grandes incógnitas del Congreso que viene, donde ninguna bancada tendrá la mayoría, pero sí contarán en sus filas con expresidentes, gobernadores, dirigentes históricos y promesas de la política.

La renovación parlamentaria de diciembre marca un final de época: varios protagonistas de los últimos cuatro años ya no estarán más.

En el Senado, dejará de ser vicepresidenta Gabriela Michetti, porque Macri no repetirá la fórmula.

(Osvaldo Fanton/telam/dpa)

Tampoco estará más el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, a quien se le vence el mandato y fue relegado de las listas.

La Cámara de Diputados también perderá a sus conductores, empezando por el presidente, Emilio Monzó, quien por decisión propia no peleará por renovar su banca.

Con Monzó se irá su hombre de mayor confianza, el jefe del bloque PRO, Nicolás Massot.

En el kirchnerismo también se irán Áxel Kicillof, precandidato a gobernador de la Provincia de Buenos Aires, y Julio de Vido, quien está suspendido en sus funciones desde hace un año y medio tras haber sido detenido por causas de corrupción.

(DYN/LUCIANO THIEBERGER)

En cambio, varias figuras seguirán en ambas cámaras.

En el Senado, Cristina Kirchner, quien tiene mandato hasta 2023, aunque dejaría su banca su resulta electa vicepresidenta.

En Diputados, Elisa Carrió, cuya bancada la de la CC-ARI, podría aumentar de 10 a 15 bancas; y la macrista Carmen Polledo, quien podría conducir el bloque PRO en lugar de Massot.

El kirchnerismo conservará en Diputados al presidente del bloque Frente para la Victoria-PJ, Agustín Rossi; al exministro de Educación Daniel Filmus y al exgobernador bonaerense Felipe Solá.

(Prensa Senado)

De las 65 bancas del kirchnerismo en esa cámara, La Cámpora tiene hoy 25; y de ellos, a 20 se les vence el mandato. Entre ellos, sus líderes: Máximo Kirchner, Andrés Larroque, Eduardo “Wado” de Pedro y Rodolfo Tailhade.

Sin embargo, todos ellos están en carrera para la renovación, y los tres primeros tienen altas chances de reingresar.

Además, por decisión de Cristina, La Cámpora aparece en los primeros lugares de las listas en varios distritos, de modo que la agrupación seguirá siendo protagonista de la vida parlamentaria.

Dos condiciones

A estos senadores y diputados ya destacados se les sumarán varias figuras de la política con elevadas posibilidad de ingresar.

Por ejemplo, por el oficialismo, Ritondo, quien encabeza la lista de precandidatos a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires y a quien el Gobierno designó anticipadamente como reemplazante de Monzó.

Sin embargo, para que el ministro de Seguridad bonaerense sea presidente de la Cámara Baja deben cumplirse dos requisitos: que gane Macri y que sus pares, en la sesión preparatoria en diciembre, lo elijan para ese cargo.

Con Massa, líder de la lista K en ese distrito, ocurre lo mismo: para ser elegido presidente del cuerpo, debe ganar Alberto Fernández y luego él ser elegido por sus pares.

Negri, por la reválida

En Diputados el oficialismo también retendría a Mario Negri: el radical encabeza la lista de precandidatos a diputado nacional de Juntos por el Cambio Córdoba.

Para continuar como jefe del bloque de la UCR, y del interbloque Cambiemos, no solamente deberá ser ratificado por sus pares una vez conformada la nueva Cámara sino, sobre todo, deberá ganar Macri.

(Twitter: @marquitospena)

El radicalismo también contará en su bloque con otro diputado de peso, el gobernador Alfredo Cornejo, que es el presidente de la UCR en el ámbito nacional y encabeza la lista de precandidatos de Juntos por Córdoba Mendoza.

Pareja

Graciela Camaño, a su vez, va camino a convertirse en la diputada con más cantidad de años en funciones, con casi tres décadas: lo es de manera ininterrumpida desde 2003, pero ya lo había sido en dos períodos 1989-1993 y 1997-2002. En total, 24 años. Si es elegida, serán 28.

El esposo de Camaño, el sindicalista gastronómico Luis Barrionuevo, tiene chances de ingresar: es el primer precandidato a diputado nacional por Catamarca de Consenso Federal, la fuerza de la fórmula Roberto Lavagna-Juan Manuel Urtubey.

(DYN/LUCIANO THIEBERGER)

Barrionuevo ya coincidió con su esposa en la Cámara Baja, que integró entre 2005 y 2010, y había sido senador entre 2001 y 2003.

Cuatro gobernadores

Además de Cornejo, tienen altas chances de ingresar como diputados otros tres gobernadores: los peronistas Lucía Corpacci, de Catamarca, Rosana Bertone, de Tierra del Fuego, y Sergio Casas, de La Rioja.

Rosana Bertone, gobernadora de Tierra del Fuego. (Archivo)

También tienen altas posibilidades de continuar en sus bancas la macristaRosana Bertone; los exmassistas Marco Lavagna y Facundo Moyano; el peronista salteño Pablo Kosiner, y los kirchneristas José Luis Gioja y Victoria Donda. Y Fernando “Pino” Solanas, pasaría de senador de la mano de Carrió a diputado de la mano de Cristina.

El próximo Senado

La Cámara Alta también tendrá novedades, con los probables ingresos del radical Martín Lousteau y el camporista Mariano Recalde.

(DYN/TONY GOMEZ)

A ellos podrían sumársele el gobernador peronista de Chaco, Domingo Peppo, o su antecesor, Jorge Capitanich. Ambos pelearán en las PASO por encabezar en octubre la lista de candidatos a senador por esa provincia.

En el Senado seguirán entre dos y cuatro años más otras figuras: los radicales Julio Cobos y Luis Naidenoff; el peronista Carlos Caserio; la kirchnerista Anabel Fernández Sagasti (a menos que sea elegida gobernadora de Mendoza, en cuyo caso sería reemplazada por el actual diputado Omar Félix), Carlos Reutemann, Adolfo Rodríguez Saá y Carlos Saúl Menem.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.






Comentarios