La divisa norteamericana retrocedió más de $1 en el mercador minorista.


El cambio de humor de los inversores tras la definición de la fórmula oficial con la que Mauricio Macri buscará su reelección en las próximas elecciones presidenciales se materializó este miércoles en otra sesión de excelentes rendimientos para los activos argentinos.

Una muestra de ello fue la fuerte caída que registró el dólar en el mercado cambiario local: la divisa norteamericana retrocedió $1,06 y en las ventanillas de casas de cambio y bancos terminó ofreciéndose a $42,66 para la compra y a $44,87 para la venta.

De esta manera, el billete verde perforó la barrera de los $45 por primera vez desde abril pasado. Los movimientos de este miércoles demostraron la reacción de los operadores cambiarios ante el dato político, porque ayer la noticia se conoció pasado el cierre de la sesión.

Similar fue el rumbo del dólar en el mercado mayorista, donde interactúan los bancos y las grandes empresas, y donde se define el precio de referencia para el Banco Central. Allí, la divisa cayó $1,3 y finalizó a $43,67 para la venta.

“Desde fines de abril pasado que el dólar no registraba una caída de más de un peso en un día de operaciones”, remarcó el operador de cambio Gustavo Quintana, para luego indicar que “la mejora en las expectativas alentó el desarme de posiciones e ingresos desde el exterior, con un empuje que no tuvo resistencia del lado de la demanda genuina”.

Ante este escenario, el BCRA que conduce Guido Sandleris habilitó otra fuerte baja en las tasas de interés de referencia que se definen a través de las subastas diarias de Letras de Liquidez (Leliq) en pesos.

La autoridad monetaria redujo 0.912 puntos porcentuales (pp) el rendimiento anual de las Leliq, que en su versión promedio quedó en 67,977%, también un nivel similar al que tuvo a fines de abril pasado.

El reactivado entusiasmo de los inversores volvía a impulsar con fuerza a las acciones en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires y a los papeles de las empresas argentinas en Wall Street.

Antes del cierre, los papeles en el índice bursátil local Merval registraban saltos de hasta 11,8% (BYMA). En tanto los ADR en Nueva York registraban subas generalizadas (menos Tenaris que perdía 5,1%) y ganaban hasta 11,5% (IRSA).

El buen clima volvía a observarse también en el plano de la renta fija, donde los bonos argentinos que se negocian en dólares subían hasta 3,69% (AA26). En sintonía, el Riesgo País volvía a retroceder, aunque con mucha más moderación que la sesión previa cuando perdió 9%, y se ubicaba en 855 puntos básicos (-0,7%).






Comentarios