La mujer es una de las víctimas de la pareja de delincuentes que ingresó a una vivienda con una bebé en brazos.


Una pareja de delincuentes entró a robar a una casa de Santa Teresita con una nena pequeña, y las imágenes se hicieron virales. Las víctimas del hecho fueron dos hermanas, una de 80 años y otra de 84.

Las ataron, las golpearon y las torturaron, delante de la beba. Las mujeres reconocieron al ladrón: era el mismo que las había asaltado hace casi dos años, junto a una banda. “Cuando lo vi lo reconocí enseguida”, recordó Dolores en Arriba Argentinos.

En esta oportunidad, el hecho estuvo cargado de violencia. “Nos pegaron con mucha saña. Calentaban los cuchillos y me los ponían en la cara”, relató. La mujer contó que los ladrones les exigían más plata y como no tenían “rompieron todo”.

Según contó la mujer, la pequeña -que sería hija de los delincuentes- “se la pasó llorando y gritando todo el tiempo”. Después de juntar en bolsos todo lo que pudieron, y tras varios intentos fallidos, la pareja con el bebé escapó trepando una pared pero quedó grabada por una de las cámaras de seguridad de la vivienda.

“Ya hice el identikit, quiero que los agarren”, dijo Dolores, y concluyó: “Me voy a ir de la casa, no puedo vivir así”.






Comentarios