Se reunió con los congresales para discutir la estrategia de cara a las elecciones presidenciales.


El líder del Frente Renovador, Sergio Massa, recibió este jueves un “cheque en blanco” de su espacio político para sentarse a negociar una alianza electoral con el espacio más competitivo de la oposición, que hoy lo configura la fórmula Alberto Fernández-Cristina Fernández de Kirchner, de cara a construir “una nueva mayoría” para las elecciones presidenciales de octubre próximo.

En su Congreso Nacional realizado en el predio porteño de Parque Norte, el Frente Renovado aprobó por unanimidad un documento en el que en sus puntos 6 y 7 faculta a Massa a ser no sólo el negociador sino el decisor del espacio, con el único límite de Mauricio Macri y la coalición Cambiemos.

“Como fuerza política tenemos la libertad de poder decidir, y yo no dudo Sergio que cuando decidas no vas a decidir lo mejor para nosotros, vas a decidir lo mejor para la patria, hermano”, le dijo la diputada nacional Graciela Camaño a su jefe político minutos antes de la aprobación del documento.

Luego expresó: “Le estamos delegando a Sergio la responsabilidad de decidir qué vamos a hacer. No tengo la menor duda de que Sergio nos va a llevar al camino que corresponde. Quienes estamos en este lugar no vemos la foto, vemos la película de la política”. Y recibió una cerrada ovación.

En el punto 6 del documento que aprobó el Frente Renovador por unanimidad dice: “La fragmentación de la oposición beneficia únicamente a Macri y contribuye a su reelección”.

Minutos después, Massa subió al escenario. Y se dedicó casi durante todo su discurso a cuestionar y criticar con dureza al presidente Mauricio Macri, a su gobierno y a su administración, a lo que consideró “un rumbo sin salida” que ha “agravado todos los indicadores económicos y sociales” del país.

“Hoy estoy más convencido que nunca que la Argentina tendrá un destino de grandeza. Y solo será de grandeza si los argentinos nos dejamos deslumbrar por relatos fantasiosos, por mentiras, por espejismos. ¡Nuestra Patria está en peligro!”, arengó Massa a su tropa, donde había dirigentes llegados desde todo el país a Buenos aires.

Según Massa, “la Argentina no soporta otros cuatro años así: necesita otro gobierno, otras ideas, otro presidente”. En ese sentido, advirtió que “va a ser difícil para el próximo gobierno: va a necesitar un enorme acuerdo económico, político y social”.

“La realidad nos trae cada día imágenes de hechos que nos escandalizan como sociedad. Hoy más que nunca tenemos que renovar nuestro compromiso con ese proyecto de Argentina que soñamos hace seis años”, sostuvo Massa.

Y añadió: “Estamos acá o llegamos hasta acá porque el Gobierno de Macri fracasó. No fracasamos los argentinos como quiere instalar el Gobierno. Fracasó Macri, fracasó él, fracasó su gobierno y fracasó el supuesto mejor equipo de los últimos 50 años”.

El dirigente enumeró: “Hoy hay más pobreza que ayer. Uno de cada tres argentinos es pobre. La mitad de nuestros pibes de cada 14 años es pobres. Estamos ante el nivel de pobreza más alto de la década. Aumentó la desigualdad”.

El líder del Frente Renovador le habló a toda la dirigencia opositora: “Abandonen la vanidad y piensen en el país que queremos construir. Yo estoy para lidera si me toca liderar. Pero también estoy para empujar el carro desde donde sea. Porque tenemos la responsabilidad de reconstruir nuestra patria”.

“Nuestra responsabilidad, nuestro objetivo y ahora también nuestra decisión es transformar esa mayoría de argentinos que quiere un nuevo Gobierno en una mayoría política para construir ese cambio de gobierno. Tenemos que transformar ese enojo en votos de esperanza, el sufrimiento en participación de la gente, el miedo y la desesperanza en una mayoría arrolladora que le ponga final a estos cuatro años de fracaso de Macri”, dijo Massa.




Comentarios