Mario Pecheny y Alberto Kornblihtt fueron votados hace casi un año y aún no se incorporaron. Además, reclamó contra el recorte: "Estamos en el ajuste del ajuste".


Dora Beatriz Barrancos, integrante del directorio del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), renunció a su cargo para protestar porque todavía no se incorporaron los nuevos miembros, Mario Pecheny y Alberto Kornblihtt, votados hace casi un año.

Además, la decisión de hacerse a un costado es una forma de expresar su descontento por la reducción presupuestaria que sufrió el organismo. “Estamos en el ajuste del ajuste. Hay 500 millones de pesos en danza que le pertenecen al Conicet y no se ejecutan”.

Barrancos es socióloga, historiadora, investigadora principal del Conicet y especialista en género e historia de las mujeres. La prestigiosa profesional concurrió por última vez a la reunión quincenal del organismo y en diálogo con La Nación expresó que “hay que hacer un gesto para que se entienda que el rey está desnudo, dar señales de que algo está mal”.

Carlos Van Gelderen está con una prórroga desde hace más de dos años (Foto: CONICET)

El mandato de Barrancos finalizó el 30 de julio de 2018, pero se mantenía en su cargo debido a las demoras en la incorporación de los miembros electos, que nunca habían sufrido retrasos de más de seis o siete meses. La científica caracterizó esta situación como “inaceptable”. También el doctor Carlos Van Gelderen tiene su mandato vencido y está con una prórroga desde hace más de dos años.

La reducción en el presupuesto del Conicet se potenció en la agenda mediática por la participación de la bióloga Marina Simian en el programa que conduce Santiago Del Moro, ‘¿Quién quiere ser millonario?’.






Comentarios