El filósofo y ensayista opinó sobre la iniciativa de Cambiemos de convocar a la oposición después de transcurrido el 85% del mandato de Macri.


El filósofo y ensayista Santiago Kovadloff consideró que el Gobierno “hace muy bien” en convocar a Cristina Kirchner para la búsqueda de un consenso de diez puntos porque “de lo contrario actuaría en forma refleja con el acto de ella cuando no le entregó al presidente Mauricio Macri los atributos del mando en 2015, no reconociéndolo”.

“Si el Presidente no llama a la líder de un movimiento político porque procedió de esa manera, ganó esa manera y no la democracia”, dijo Kovadloff, y completó: “Veremos si ella va. No importa tanto que ella no acepte los puntos del acuerdo, importa que se la escuche decir que tiene su propio punto de vista. Esto se llama civilización en el orden político”.

Kovadloff destacó el llamamiento del Gobierno a la búsqueda de un consenso mínimo tras sostener que “tal la vez la Argentina sea un país que adolece de la falta de política, no de políticos. La política es intercambio de disidencias en el marco sagrado de la palabra. Y un país que no respeta sus palabras envenena su civilidad”.

Según opinó Kovadloff en una entrevista con A24, “la idea de que la religión en lo que tiene de más nefasto es su intransigencia de un credo pueda imperar en un campo político permite entender que la palabra ‘partidos’ hoy caracteriza mejor a los hombres de una y otra posición que a agrupaciones políticas. Son hombres partidos, están agrietados y eso hace que no puedan pensar. No pueden arriesgarse a escuchar”.

La gestión Macri

El filósofo dijo que la de Macri es una gestión que lo “apremia”. “Quiero verlo permeable y flexible ante la posibilidad de que otra palabra matice la suya y genere consensos dentro de lo que se llama una coalición de Gobierno. Es un momento paradójicamente afortunado el que vivimos porque el coro de voces se ha multiplicado, dado que comenzamos a escuchar otras opiniones dentro de Cambiemos”, expresó.

Kovadloff consideró además que el Gobierno de Macri tuvo “un pecado de jactancia” desde sus inicios en diciembre de 2016. Señaló en ese sentido que “hubiera sido muy conveniente” que en las elecciones de 2015 “perdió el kirchnerismo más que ganó Mauricio Macri” por una diferencia “mínima” en el balotaje.

Mauricio Macri (web).

Macri debería haber actuado con más respeto hacia el dolor de la gente diciéndole: ‘Va a ser muy difícil, lo vamos a intentar. Se ha devastado a la República. Se ha envilecido a la ley. Sépanlo. Lo sabemos. Vamos a tratar juntos de salir de aquí. No hay alegría delante de nosotros, hay responsabilidad”, expresó Kovadloff.

Según analizó, el Gobierno finalmente empezó a advertir que tenía una deuda con el diagnóstico y está hoy tratando de actuar en consonancia con lo que ha comprendido. “¿Está aún a tiempo? Prefiero que intente”, sostuvo el filósofo y ensayista.






Comentarios