La Policía ni siquiera se baja de sus móviles y el trabajo de los oficiales deja mucho que desear, denunció una de las victimas de esta modalidad. 


La “entradera” es el modo de hurto que está preocupando a los habitantes de la localidad  de Unquillo.

Aseguran que en estas últimas semanas la cantidad de robos ha incrementado de manera considerable, a tal punto, que han decidido manifestarse públicamente.

El sector en particular que ha estado sufriendo de este tipo de saqueo es barrio Las Ensenadas.

Uno de los vecinos se contactó con Radio Cadena Norte de Jseús María y afirma que ya acumulan entre cinco y seis casos, en los que por lo general los involucrados aprovechan la mínima distracción para poder entrar a la casa.

Reclama por más controles dentro de la zona y que estos sean más estrictos, ya que alega que “La policía ni siquiera se baja de sus móviles” y que el trabajo de los oficiales “deja mucho que desear”.






Comentarios