Los empleados de la construcción quisieron quedarse con 20 mil pesos y cinco mil dólares.


Dos albañiles de 18 y 30 años, que realizaban trabajos en una vivienda en un barrio privado en Unquillo, robaron dinero que pertenecía al dueño de la casa.

Según se pudo constatar el propietario, al momento de querer efectuar el pago a sus empleados notó que le faltaban 20 mil pesos y cinco mil dólares.

Inmediatamente llamó a la policía. Cuando los albañiles fueron interrogados comenzaron a contradecirse y ponerse nerviosos, hasta que confesaron que el dinero estaba enterrado en una parte del patio del domicilio.

Sin embargo, al desenterrar el dinero, el propietario notó que aún le faltaban 200 dólares. Por ello, la policía allanó la vivienda de uno de los albañiles, donde se encontró el dinero faltante.

En consecuencia, los empleados de la construcción quedaron detenidos.





Comentarios