La policía indicó que "hay confianza de encontrarlo".


El domingo 16 de junio por la madrugada, dos jóvenes fueron embestidos por un vehículo Volkswagen Gol rojo o bordó en la ciudad de Saldán. Uno de ellos resultó con heridas leves, mientras que el otro murió por el impacto.

El conductor del vehículo se dio a la fuga, y aún se desconoce su paradero. Por ello, efectivos de Homicidios de la Policía de Córdoba están en plena investigación y búsqueda del culpable.

El episodio ocurrió en la madrugada del pasado domingo, a las 2, en la esquina de las calles Arturo Frondizi y Agustín Tosco, en el barrio Portón de Piedra, de Saldán, cuando los dos hermanos regresaban de la casa de un amigo.

Lucas Tulián Saldaño.

Según las declaraciones del joven sobreviviente, el automovilista que mató a su hermano, Lucas Tulián de 18 años, lo embistió de manera intencional, ya que “se cruzó de carril para atropellarlos”.

Lo cierto es que no se puede confirmar esa versión, puesto que todavía los investigadores aún no saben si están frente a un homicidio doloso o a uno culposo; si hubo intención de atropellar –y matar– o si fue un siniestro vial más allá de la voluntad del conductor.

A nivel judicial, la investigación recayó en la Fiscalía de Distrito 4 Turno 6, a cargo de Jorgelina Gutiez. Como se encuentra de licencia, actúa en su lugar el fiscal Alfredo Villegas.

La fuga

Más allá de la intención deliberada o no de atropellar a los dos jóvenes, el conductor escapó consciente de lo que había hecho.

Y es lo que está en la mira en este momento. El conductor del VW gol agravó su situación evadiéndose y dejando abandonados a dos lesionados, uno de ellos de muerte.

Desde comienzos del año pasado, las sanciones para este tipo de conductas en siniestros viales elevan las penas de prisión, eliminando las posibilidades de cualquier excarcelación. Más allá del error cometido, el autor debe saber que nunca es tarde para entregarse voluntariamente e intentar mejorar la situación procesal.






Comentarios