La mayoría de los hechos delictivos se llevan a cabo en domicilios particulares.


La región de Sierras Chicas es una de las zonas aledañas a la capital de Córdoba más elegida para vivir. Dato que se puede observar en el crecimiento demográfico de la provincia, el cual convierte al corredor serrano como el área de mayor crecimiento poblacional de Córdoba.

Muchas de las razones por la cual los habitantes eligen esta región es por su cercanía con la capital cordobesa, como también la mezcla de pueblo y campo que conlleva cada una de las ciudades que la componen.

Acompañado de eso, la tranquilidad y la paz con la que se vive allí. Sin embargo, en los últimos meses esa seguridad con la que las personas se manejaban en Sierras Chicas, donde no hacía falta poner llave a la puerta y los niños jugaban en las calles ha sido interrumpida por olas de inseguridad.

Entrada a la localidad de Villa Allende

Y es que comenzaron a registrarse innumerable cantidad de robos en domicilios particulares, la mayoría de los casos en ausencia de los dueños. Como así también robos en comercios.

Por ello, vecinos de las localidades serranas, más precisamente de la ciudad de Villa Allende y Mendiolaza manifestaron su preocupación a los municipios, solicitando la participación de los mismos con refuerzos de seguridad en las calles, sea con policías o móviles de seguridad ciudadana.

Carterista en Villa Allende

Según publicó Cba24n, fuentes cercanas a Eduardo Romero, intendente de Villa Allende, llegaron a admitir que las cifras de ilícitos habrían alcanzado un crecimiento “del 70 por ciento más que en temporadas anteriores”, aunque no precisaron si se trataba de episodios denunciados.

En esta línea, Romero pidió ayuda a Gendarmería para que patrullen las calles de la ciudad, reforzando la seguridad.





Comentarios