La Policía Caminera incrementó los controles de velocidad en Sierras Chicas.


A través de redes sociales, automovilistas que recorren la ruta E-53, que conecta la ciudad de Córdoba con Sierras Chicas, reclamaron la presencia de radares de la Policía Caminera.

Las protestas de los vecinos que circulan a diario por la ruta se basa es que consideran que los controles no tienen un fin preventivo de accidente, sino que tiene relación con la recaudación de dinero a través de las multas.

“Colocan los radares en sitios donde los coches alcanzan mayor velocidad, en las bajadas después de las curvas, o están escondidos detrás de las arboledas“, manifestaron los automovilistas en las redes.

Cabe recordar que en el caso de la ruta la velocidad máxima permitida es de 110 kilómetros por hora, y en varios trayectos, dada la presencia de rotondas, hay carteles que indican una velocidad máxima mucho menor durante ese tramo.

Por su parte, la estrategia actualmente utilizada por la Caminera es ubicar un efectivo policial para controlar la velocidad de los vehículos, sin frenar a los rodados, y otro efectivo de la fuerza se ubica kilómetros más adelante que obliga a detener a los infractores y aplicar la multa correspondiente

Controles de velocidad de la Policía Caminera.

Según reportaron los vecinos, los policías se ubican en zonas con arboledas, casi a escondidas de los transeúntes. Sin embargo, en cada lugar donde se encuentran los efectivos se visualiza la presencia de conos anaranjados sobre la ruta.

En las últimas semanas ha sido frecuente la detención de rodados y la aplicación de las multas por exceso de velocidad y por falta del funcionamiento de luces, principalmente.






Comentarios