Junto a ellos estarán los productores de Neuquén. Será en el mes de abril.


La Federación de Productores de fruta de Río Negro y Neuquén anunció que realizará una movilización provincial y un “frutazo” en Plaza de Mayo, en la ciudad de Buenos Aires, como ya ocurrió con productores hortícolas y cítricos.

La medida busca dar visibilidad y solución a la crisis que afecta al sector y la protesta se realizará durante abril, según fuentes de la entidad.

La marcha será coordinada desde la Federación con la participación de otras economías regionales y si bien no hay una fecha precisa se definió que no excederá los 30 días, indicaron los productores.

La protesta en Plaza de Mayo ya tuvo antecedentes en el 2016, cuando productores regalaron fruta a los numerosos vecinos que se acercaron al lugar.

Una de las principales problemáticas que afrontan los chacareros es la falta de un precio que les asegure una actividad rentable y piden la asistencia de un aporte no reintegrable de 1,50 pesos por kilo de fruta para compensar parte del costo de cosecha, además de un Plan Sanitario con asistencia por 10 años.

La decisión de la medida de fuerza fue tomada el pasado fin de semana, luego de una asamblea convocada por la Federación en la cámara de fruticultores de la ciudad de Villa Regina.

Por otro lado, llamaron a un encuentro para los próximos días a dirigentes del sector político para que concurran antes de las elecciones del 7 de abril en Río Negro.

Al respecto, el secretario de la Federación Frutícola, Marcelo Corioliani, manifestó a Télam que “si bien no hay fecha definida, está la decisión de hacer un frutazo y se está evaluando realizarlo con el resto de las economías regionales que también están atravesando una crisis similar”.

“De hecho hemos tenido respuestas, donde el gobierno nos ha dado créditos y no ha trabajado sobre la rentabilidad de la actividad frutícola, lo que genera que lleguemos a esta temporada con productores endeudados y mal vendiendo su fruta”, advirtió Corioliani.

“Nosotros hemos solicitado un aporte de $1,50, que es el costo de cosecha por kilo de fruta, porque justamente estamos hablando de productores que están fundidos y aun hoy con toda la fruta en planta”, explicó.

“También pedimos la implementación de un plan sanitario. Hoy tenemos serios problemas sanitarios, como es el caso de presencia de carpocapsa en envios a Brasil“, dijo el referente fruticola.

Por otra parte, Corioliani adelantó que se prorrogaría la emergencia económica para el sector de la pera y la manzana y señaló que “esta semana hemos tenido respuestas a nivel nacional y provincial, por un lado se logró prorrogar por un año todos los créditos de Río Negro Fiduiciaria“.

“A nivel nacional nos dieron el visto bueno para la emergencia económica y se prorrogará por un año más. Están hablando con los diputados y senadores nacionales para armar la ley de nuevo, ponerla a votación y que salga la ley otro año más para la pera y la manzana”, afirmó.






Comentarios