Se trata de la Escuela Secundaria Nº9. La mitad del establecimiento quedó destruido por las llamas.


El Gobierno de Río Negro sostiene que el incendio que se produjo en la Escuela Secundaria Río Negro Nº9 de Roca fue intencional y pidió a la Justicia qie investigue el caso que destruyó el 50 % del establecimiento. 

No es normal que una ciudad tenga nueve hechos vandálicos durante un receso escolar. El hecho más grave se produjo anoche, con el incendio intencional del edificio de la ESRN 9″, escribió en su cuenta de Twitter el gobernador Alberto Weretilneck. 

La autoridades provinciales presentaron una denuncia penal y otra ante la Fiscalía de Investigaciones Administrativas, para investigar el origen del incendio, según detalla Diario Río Negro. El establecimiento cuenta con un sereno, pero durante el día del incendio estaba de franco.

“No hay dudas, fue un ataque intencional, lo demuestran las pericias y hay grabaciones de las cámaras de seguridad que muestran el ingreso de cinco personas“, detalló el Gobernador y comentó que se encontraron botellas con combustible, elementos que habrían iniciado el incendio.  

Durante la jornada del lunes, estudiantes, docentes, porteros, directivos y referentes del Ministerio de Educación provincial se manifestaron en la esquina de Avenida Roca y Gelonch mientras se realizaban las pericias en la escuela secundaria.

Se incendió un colegio en Roca.

“Cuando ingresaron los primeros bomberos el pasillo y las primeras aulas era todo fuego. Avanzaba rápido porque adentro era todo madera, papeles y cortinas. Se atacó por dos frentes, pero el fuego era bastante fuerte”, detalló Cristian Lescano, jefe del cuerpo de Bomberos Voluntarios de Roca.

El operativo duró unas tres horas y los daños fueron de gran tamaño: “Desde el SUM se ve el cielo”, contó la directora del CEM 9 de Roca, Viviana García Blanco que manifestó su impotencia al ver como “el fuego iba de curso en curso y no se podía detener”.

Se incendió un colegio en Roca.

Al incendio se suman los robos que afectan a los establecimientos durante las vacaiones. “Desde que soy directora sacamos los ventiladores de techo en el receso y los guardamos en un lugar seguro. Cuando hace 10 días entraron y vieron que no estaban se fueron”, contó García Blanco. 

Otro sector afectado fue la Organización Civil Quillagua, que acompaña y asesora a mujeres víctimas de violencia. Esta funcionaba en el primer piso de la escuela: “Los pocos bienes y los antecedentes de nuestro trabajo desaparecieron. Estamos en la nada otra vez. Es cierto que Quillagua queda en un segundo plano pero se fue parte de la historia que tenemos”, sostuvo Liliana Enríquez, referente del grupo.






Comentarios