La obra se había paralizado por el hallazgo de huesos en el lugar pero al confirmarse que no se trataba un "cementerio ancestral", continúan los trabajos.


Este viernes se retomó la construcción del nuevo edificio de IPROSS en Viedma. La obra quedó paralizada por la aparición de huesos, pero al descartar la posibilidad de que allí haya un “cementerio ancestral“, la construcción se reanudó.

La misma demanda una inversión de $116.570.947, financiada por el Plan Castello, según detalla VDMNoticias y su objetivo es acondicionar los espacios para mejorar la atención de los afiliados y el personal que trabaja a diario en la obra social provincial. 

Esta será la cede central de IPROSS y se está construyendo en terrenos que lindan con el actual edificio de la obra social. “Culminadas las tareas de demolición en terrenos lindantes, comenzaron los trabajos de acondicionamiento de muros medianeros, excavación para la ejecución de fundaciones, armaduras, y el replanteo para la implantación del nuevo edificio”, detallan.

La nueva sede contará con 3.605 m2 cubiertos y semicubiertos en tres niveles. Allí se armarán dependencias administrativas que serán complementarias a las ya existentes.






Comentarios